1. Blog de Balumba
  2. Ahorrar con los neumáticos de invierno, ¿es posible?

Neumático | Mercedes-Benz

Ahorrar con los neumáticos de invierno, ¿es posible?

Por Redacción 03|01|12

¿Cuál es la diferencia entre los neumáticos convencionales y los de invierno? A continuación, analizamos las ventajas de los neumáticos de invierno y explicamos cómo ayudan a los conductores durante sus viajes en invierno y si realmente se puede ahorrar con ellos.

La mayoría de conductores piensa que los neumáticos de invierno solo son necesarios cuando nieva o con temperaturas bajo cero, sin embargo, con los inviernos cada vez más fríos, estos neumáticos se convierten en una pieza clave para viajar más seguro.

Pero, ¿qué diferencia a un neumático convencional de un neumático de invierno? Y, ¿cómo puedes ahorrar usándolos? De acuerdo con los expertos, los neumáticos de invierno son efectivos en las zonas con temperaturas inferiores a 7 grados. En países más fríos como Alemania, Suecia y Austria son de uso obligatorio durante los meses de invierno.

Neumático | Mercedes-Benz

¿Qué neumáticos escojo? (Foto: Mercedes-Benz)

La mayor parte de la población tiene la idea errónea de que este tipo de neumático solo es apropiado para países cuyos inviernos están marcados por la nieve y las temperaturas bajo cero. Sin embargo, los neumáticos de invierno son seguros y ofrecen un mejor agarre a la carretera tanto en condiciones húmedas como secas, siempre que las temperaturas caigan por debajo de los 7 grados y, además, ofrecen un plus en seguridad entre los meses de octubre y marzo.

¿Qué diferencia a un neumático de invierno de uno convencional?

La diferencia principal entre un neumático convencional y un neumático de invierno es la profundidad de la banda de rodadura del neumático. En un neumático de invierno suele ser superior a los 8 o 9 milímetros y el mínimo permitido es de 3 milímetros; mientras que uno convencional suele tener unos 7 milímetros y su mínimo permitido es de 1,6 milímetros. Las ranuras del neumático son más anchas y más profundas, dejando un canal más amplio para evacuar mejor la nieve y el agua, lo que mantiene el agarre a la carretera.

Además, la goma usada para fabricar neumáticos de invierno contiene un mayor porcentaje de goma natural y sílice en su composición. Esta composición no se endurece tanto como la goma sintética al exponerse a temperaturas frías y, por lo tanto, contribuye a mejorar el agarre del neumático.

Cuestión de seguridad

Según una encuesta, un 45% de los conductores declaran que su mayor temor al conducir en invierno es la mayor probabilidad de sufrir un accidente al circular por carreteras más resbaladizas. A pesar de esto, solo un 3% de los encuestados montan neumáticos de invierno en sus coches.

Además de mejorar el agarre en carretera, que a su vez supone una mejora de la seguridad en carretera cuando nieva o cuando esta está mojada, los neumáticos de invierno influyen en la distancia de frenado. Un vehículo con neumáticos de invierno que circule a una velocidad de unos 50km/h se parará en una carretera cubierta de nieve a los 35 metros. Con los neumáticos convencionales la distancia de frenado requerida es de 8 metros más –43 metros–, lo que equivale a la longitud de dos coches.

Implicaciones en el seguro de coche

El pasado invierno hubo un debate en Reino Unido sobre si los neumáticos de invierno se podían considerar como una modificación introducida al vehículo, lo que resultaría en un aumento del precio del seguro de coche. Sin embargo, la mayoría de aseguradoras británicas confirmaron que no era el caso, aunque recomendaban informar a las aseguradoras del cambio de neumático.

La mayoría de las aseguradoras confirmaron que ellas no clasificarían el cambio de neumático como una modificación material al vehículo y, por lo tanto, no tendría ningún impacto en la prima. La única condición es que esos neumáticos los montaran concesionarios de reputación, de acuerdo con las especificaciones del fabricante del vehículo.

En España la idea de considerar el cambio de neumático como una modificación no se ha planteado y, en un principio, la aseguradora de tu coche no debería aumentar el precio de tu seguro de coche por cambiar los neumáticos y usar un neumático de invierno.

¿Cuánto cuestan los neumáticos de invierno?

Como ocurre con todos los tipos de neumáticos, el precio de un neumático de invierno varía dependiendo del coche, aunque, por norma general, el coste será superior a 70€.

Merece la pena señalar que, a parte de hacer nuestros viajes más seguros, podemos ahorrar un poco si usamos neumáticos de invierno. A veces son más baratos que los neumáticos de verano y, si los utilizas, evitas usar los verano durante la época invernal, lo que contribuye a alargar la vida de tus neumáticos de verano.

Debido a la importancia de almacenar correctamente los neumáticos de tu coche (se deberían almacenar con las llantas, evitando apilarlos para no dañarlos y dejándolos en un lugar oscuro y seco), algunos fabricantes, como Citroen y Peugeot, ofrecen un servicio de almacenamiento de neumáticos. Ellos montan tus neumáticos de invierno y guardan los de verano hasta que pase el invierno y luego los cambian de nuevo cuando llegue la época estival.

¿Te gustó? Compártelo

¿Te pareció interesante el artículo?

0 / 5. Recuento de votos: 0

Soy clienteNo soy cliente

Gestiona tu Seguro Online, 24/7

Declara tus accidentes, gestiona tus recibos o contacta con nosotros en tu Área de Cliente

Asistencia en Viaje 24/7

912 755 427
915 149 912 (fuera de España)

Solicita Asistencia Online
900 858 500

Atención al Cliente

912 755 422

Lun-Vie de 9 a 20 hrs.
900 822 828

Gestión de accidentes

912 755 426

gestion.accidentes@balumba.es
900 822 823

Calcula tu presupuesto online

¿No tienes precio aún? Calcúlalo online con hasta un 30% de descuento.

Contratar un seguro o recuperar un presupuesto

955 004 001

Lun-Vie de 9 a 23h
Sab de 10 a 15h