Seguro Todo Riesgo Colisión

¡Nuestro seguro más innovador! Un Todo Riesgo más económico que cubre los daños propios de tu vehículo siempre que haya una colisión con terceros identificados. Por primera vez, la cobertura de daños propios a un precio más asequible. ¿Quieres saber en qué consiste exactamente?

Daños por Colisión

Esta cobertura es ideal si quieres proteger tu coche de los accidentes sin pagar por el clásico Todo Riesgo. Con los Daños Propios por Colisión, quedan cubiertos los daños de tu coche en caso de choque directo con terceros identificados.

Para ello, solo es necesario cumplir una de estas 3 condiciones:

1. Atestado policial

2. Parte amistoso firmado por ambas partes

3. Aceptación de la existencia del siniestro por la otra compañía.

¿Qué situaciones contempla esta cobertura? Aquellas en las que exista choque directo con un animal, persona o vehículo identificado. Situaciones tan comunes como frenazos inesperados que te hacen chocar con el de delante o colisiones con animales que cruzan de repente, por ejemplo, quedan cubiertas con esta modalidad.

Pero, además, con tus daños propios por colisión te adelantamos el coste de la reparación de tu coche en los accidentes sin culpa, por lo que podrás arreglar tu vehículo sin esperar la aceptación de la compañía contraria.

*Esta cobertura no incluye la libre elección de taller. Todas las reparaciones se harán en talleres concertados de Balumba.