Seguro a Todo Riesgo

¿Qué tiene el seguro de coche a todo riesgo de especial? Es la única modalidad que incluye la cobertura de Daños Propios, es decir, la que te cubre los daños producidos en tu coche incluso siendo culpable. Además, se puede contratar con franquicia. ¡Descubre sus ventajas!

Responsabilidad Civil Obligatoria

Cobertura encargada de las indemnizaciones a las que tengas que hacer frente por un siniestro con daños a terceros en el que seas culpable. Quedan cubiertos hasta 70 millones de euros en daños personales y hasta 15 millones de euros en daños materiales (estas cantidades son por siniestro).

Si tienes remolque y no necesita tener su propio seguro, quedan incluidos los daños que produzca a una tercera persona o a sus bienes.

Esta cobertura es obligatoria en todo vehículo a motor por dos motivos. Por un lado, la persona inocente tiene asegurada una indemnización y, por otro, el culpable puede hacer frente a la misma independientemente de su patrimonio. ¡Lo mejor, siempre, es conducir con precaución!

Responsabilidad civil voluntaria

Esta cobertura complementa la anterior. ¿Qué significa? Que si la indemnización supera el límite de la Responsabilidad Civil Obligatoria, también quedará cubierto ese exceso ¡hasta 50 millones de euros!

Cobertura de Lunas

Llamamos lunas al parabrisas delantero, a las ventanillas laterales y a la luneta trasera. Con Balumba tienes cubierto la sustitución, colocación o reparación de las lunas en caso de daño total o parcial por una causa externa, instantánea, violenta o ajena a tu voluntad (por ejemplo, por un acto delictivo, por granizo, por una piedra que rebota o por un accidente).

Para esta tarea contamos con expertos en la materia. Balumba trabaja con Carglass, ya que pensamos que es una de las mejores redes de talleres de reparación y fabricación de lunas.

Cobertura de Incendio

Esta cobertura se encarga de los casos de incendio, da igual que la llama se origine dentro o fuera del coche. También en casos de explosión o caída de rayos (que es raro, pero por si acaso).

Antes de seguir leyendo, es importante que sepas qué significan “Valor Venal” y “Valor de Nuevo”. El Valor Venal es el precio que tiene tu coche justo en el momento antes de sufrir el accidente (aquí se tienen en cuenta los kilómetros, la antigüedad, su uso… es como si lo fueras a vender de segunda mano). El Valor de Nuevo es el precio que tendría el coche si se comprara nuevo. Aclarado esto, te explicamos qué sucede si tu coche ha sufrido un incendio:

Si es posible hacerle una reparación al coche, se tiene en cuenta su antigüedad, para ello tomamos como referencia la fecha de la primera matriculación. Así, si el coche tiene hasta dos años de antigüedad, se cubre la reparación si esta cuesta menos del 75% del valor de nuevo. Si por contra, el coche es más antiguo, se cubre su reparación siempre y cuando el precio sea menor que su valor venal.

Si no fuera posible reparar el coche o su coste superara las cantidades antes mencionadas, se declararía al coche como pérdida total. En este caso te corresponde una indemnización. Se te pagaría el valor de nuevo del coche si tiene hasta dos años de antigüedad. Si tiene entre 2 y 4 años de antigüedad se te pagará el valor venal mejorado en un 15%. Si la antigüedad es igual o superior a cuatro años, se te dará el valor venal a fecha del siniestro. La única salvedad es que no se te pagará más de lo que te costó el coche en su día.

Con esta cobertura tampoco tendrás que pagar las tasas por la asistencia de los bomberos.

Cobertura de Robo

Hurto y robo no significan lo mismo. En el hurto no hay intimidación ni violencia mientras que en el robo sí. Con Balumba tienes cobertura en ambos supuestos. ¿Cómo funciona la cobertura de robo? Te la contamos:

Si te sustraen el coche por completo, se te dará una indemnización. Si el coche tiene hasta dos años de antigüedad, se te da el valor de nuevo. Si tiene entre 2 y 4 años, el valor venal mejorado en un 15%. Si tiene 4 o más años, el valor venal a fecha del robo. La salvedad es que no se pagará más de lo que te costó el coche en su día.

Si ya tienes el coche, pero ha sufrido daños durante el robo o hurto (o mientras lo intentaban), se te dará el coste de la reparación si se cumple alguna de estas dos premisas:

  • El coste de la reparación es menor al 75% del valor de nuevo y el coche tiene hasta dos años de antigüedad
  • El coste de la reparación es menor al valor venal y el coche tiene una antigüedad superior a dos años.

Si te quitan piezas fijas o indispensables del coche, se te dará una indemnización por el coste de su reparación o sustitución. En el caso de las ruedas, las llantas, los neumáticos y los embellecedores, quedan cubiertos sólo si se sustrae el coche por completo.

Daños propios

Por daños propios nos referimos, generalmente, a los causados a tu coche tras un hecho ajeno a tu voluntad. El coche puede estar circulando, aparcado o siendo transportado. Aquí se incluyen, por ejemplo, los siguientes casos habituales:

  • Un tercero daña tu coche malintencionadamente (te hace un rayón, te rompe un cristal, un faro…).
  • Chocas con tu coche contra otro vehículo u objeto (una columna del garaje, por ejemplo, de esas que se mueven solas por la noche).
  • Daños en tu coche tras el hundimiento del terreno, puente o carretera donde se encuentra.
  • Daños producidos tras la caída de un rayo o pedrisco.
  • Daños en la tapicería si has prestado ayuda a las víctimas de un accidente.

En estos casos puede haber dos situaciones posibles, que se repare el coche o que se te dé una indemnización. Te contamos qué se hace en cada caso:

Se cubre el coste de la reparación si no supera el 75% del valor de nuevo en coches con menos de un año de antigüedad. Asimismo, si el coche tiene uno o más años de antigüedad, se cubre la reparación si no cuesta más que el valor venal del mismo.

Si no cumple los requisitos para ser reparado o se declara pérdida total, se te dará una indemnización. ¿Cuál? Valor de Nuevo si el coche tiene hasta dos años de antigüedad, Valor Venal (mejorado en un 15%) si tiene entre dos y cuatro años y valor venal a fecha de siniestro si tiene 4 o más años de antigüedad. No se indemnizará nunca por una cantidad superior a lo que te costó el coche en su día.

En caso de pérdida total, puedes elegir además entre dos opciones más. La primera es quedarte con los restos de tu coche (para que puedas venderlos, por ejemplo), cuyo importe se te descontará de la indemnización recibida. La otra opción es que nos los dejes a nosotros, aportando entonces la documentación necesaria para obtener el certificado de destrucción (y así te quedas con la indemnización completa).

Seguro de accidentes del conductor

Esta cobertura se encarga de los daños personales del conductor del coche asegurado cuando es el responsable del accidente. Aquí te recordamos que los menores de 25 años o con menos de 2 años de carnet deben estar reflejados en el contrato para poder estar asistidos por esta cobertura. Los límites de las indemnizaciones por muerte, invalidez parcial y total se pueden consultar en las condiciones particulares.

¿Sabes que estamos suscritos a todos los convenios de asistencia sanitaria que existen en el sector asegurador? Esto significa que con Balumba tienes a tu disposición más de 2.000 centros médicos, tanto privados como públicos. Además de esto, tienes cubierto un importe máximo de 3.000€ para centros que no pertenezcan a dichos convenios. ¿Qué cubre esta cantidad? Los gastos médicos, farmacéuticos, quirúrgicos y los gastos del primer desplazamiento. Por supuesto, están garantizadas en todo momento las asistencias consideradas urgentes.

Defensa Jurídica y Reclamación de Daños

Con esta cobertura no te preocuparás de la siguiente lista de gastos:

  • Tasas, derechos y costas judiciales de los casos cubiertos.
  • Honorarios y gastos de abogado.
  • Reclamación de daños corporales que te provoquen circulando como peatón, como pasajero en otro coche o como conductor de un vehículo terrestre sin motor (con tu bici, por ejemplo).
  • Los derechos y suplidos de procurador, cuando su intervención sea preceptiva.
  • Gastos notariales y de otorgamiento de poderes.
  • Honorarios y gastos de peritos necesarios.
  • La constitución, en procesos penales, de las fianzas exigidas para conseguir tu libertad provisional, así como para responder del pago de las costas judiciales, excluyendo indemnizaciones y multas.
  • Defensa criminal por accidente de circulación.

¿Quieres contar con tu propio abogado? Disponemos de libre elección de abogado con un límite de 600€. En caso de detención por alguna causa que cubramos tendrás asistencia telefónica 24 horas al día.

Asistencia en viaje (opcional)

La asistencia en viaje con Balumba no sólo te ofrece el servicio de grúa, también cuenta con reparación in situ, libre elección de taller, asistencia a las personas, a animales de compañía, asistencia en el extranjero… ¿Quieres saber más? Te lo explicamos en Asistencia en Viaje. ¿Qué pasa si ya tienes esta cobertura contratada con otra entidad, como por ejemplo, la marca de tu coche o un club automovilístico? No hay problema, como es una cobertura opcional, la dejamos fuera y así no tienes que pagar por algo que no necesitas.

Amplía información sobre estas coberturas en las condiciones generales que ponemos a tu disposición en la sección Documentación.