pedir cita previa ITV

Pedir la cita previa para la ITV suele ser un trámite fastidioso, así que en Balumba hemos intentado ponértelo fácil. Atento a nuestras recomendaciones:

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Los documentos que tienes que presentar junto a tu vehículo son los siguientes:

  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta ITV.
  • Recibo del seguro en vigor.

Para que no tengas ningún problema en pasar las pruebas, recomendamos hacer un pequeño chequeo al vehículo antes de llevarlo al centro. Lo ideal es revisar el buen funcionamiento de:

  • Neumáticos
  • Luces e intermitentes
  • Frenos
  • Nivel de aceite
  • Motor
  • Puertas y ventanillas

¿LA PEGATINA DE LA ITV ES OBLIGATORIA?

Pasar la ITV es obligatorio en España ya que así lo estipula el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, que puedes consultar aquí. Esta ley, además, también dicta que es obligatorio llevar la pegatina de la ITV en la parte superior derecha del parabrisas delantero de los coches, o en un lugar bien visible en el caso de las motos y ciclomotores. Las multas por no poner la pegatina oscilan entre los 80€ y los 100€ mientras que la multa por circular sin haber superado la inspección técnica de vehículos puede oscilar entre los 200€ y los 500€. Además, puede suponer la baja del vehículo de la circulación.

¿Y si el coche es nuevo?

Si el coche o moto es nuevo no tiene la obligación de llevar la pegatina, ya que estos vehículos están exentos de pasar la inspección hasta su cuarto año de antigüedad. Los ciclomotores están exentos durante los tres primeros años.

Recuerda que la antigüedad del vehículo es el tiempo que ha transcurrido desde la fecha de la primera matriculación. Si quieres saber la antigüedad de tu matrícula, te la calculamos aquí.

¿Cuándo hay que pasar la ITV?

Una vez superados los 4 años de antigüedad del coche/moto (o los 3 del ciclomotor), debe pasarse cada 2 años. Cuando la antigüedad supere los 10 años tendrá que realizarse anualmente.

PEDIR CITA PREVIA PARA LA ITV

Ahora sólo te queda buscar un centro autorizado cerca de tu domicilio, pedir una cita previa y llevar el coche cuando te digan. ¡A por el aprobado!