Mazda sigue ayudando a Aldeas Infantiles SOS

Fábrica de Mazda

Desde hace bastante tiempo las labores de responsabilidad social corporativa de Mazda están encaminadas a hacer de este un mundo mejor. Y según parece esto (por suerte) no va a cambiar. Mazda continúa colaborando con Aldeas Infantiles SOS, de forma que el acuerdo que el fabricante de coches japonés alcanzó durante el año pasado con la ONG se amplía en cuanto a temas de logística, cesión de vehículos, y organización de actividades educativas y culturales para con Aldeas Infantiles SOS Europa.

Aldeas Infantiles y Mazda

El centro de las actividades que Mazda y Aldeas Infantiles SOS organizan se centra evidentemente en los niños. Los empleados de Mazda Europa, por ejemplo, recaudaron casi 14.000 euros para una aldea en Rumania gracias a las ventas que hacían en las instalaciones de la empresa de artículos que iban desde bolsas y artículos textiles con la marca Mazda a máquinas de café. Otro ejemplo de ayuda y solidaridad es el vivido en Leverkusen (Alemania), donde unos 50 empleados Mazda se ofrecieron voluntarios  para pintar una guardería de Aldeas Infantiles SOS. En Mazda España se ofertaron prácticas en los concesionarios de Madrid y se organizaron conferencias con estudiantes de mecánica. También en nuestro país se cedieron 2 unidades del monovolumen Mazda5 para traslados y se hicieron cuantiosos donativos. Además Mazda también mostró su cara más solidaria al estar presente en eventos de paz con los más jóvenes.

Hacer que los niños tengan una vida mejor. Ese es una de las ambiciosas metas de Mazda, y es que todo es posible esforzándose por hacer las cosas mejor. El esfuerzo precisamente es una de las claves del trabajo de Mazda y también de Balumba. Nuestros empleados se empeñan en mejorar cada día un poco más y dar lo mejor de sí mismos. Los resultados son una atención al cliente que está así de bien valorada por las opiniones de nuestros clientes.

Fuente: Mazda.

Archivado en:

Ayúdanos a mejorar