La DGT inicia una nueva campaña de velocidad

Noticias y novedades

La Dirección General de Tráfico pone en marcha la semana del 20 al 26 de julio una campaña de velocidad para controlar su exceso. Se centrará en las carreteras secundarias y en las vías urbanas.

Campaña especial de velocidad 

La  DGT va a controlar esta semana, la velocidad de los coches que circulen en las carreteras. El objetivo de esta iniciativa es llevar a cabo una campaña de concienciación para convencer a aquellos conductores que aún piensan que los límites de velocidad no son importantes. La velocidad como factor de riesgo no adquiere el mismo nivel que otros como la ingesta de alcohol o drogas suponiendo una menor preocupación para los conductores a pesar de que el 22% de los accidentes mortales en vía interurbana son provocados por exceso de velocidad. Por tanto, si se circula respetando las normas de circulación, se podría reducir en una cuarta parte las muertes en accidente de tráfico.

En zonas urbanas la velocidad es también un factor determinante ya que aumenta el riesgo de muerte de un peatón tras ser atropellado, de ahí la importancia de la observancia de los límites. ¿Sabe que si en un lugar de ir a 30 Km/h va a 80 km/h hay poca probabilidad de que un peatón se salve de tras ser atropellado?

Esta campaña se centrará en  las carreteras secundarias de provincia. Es decir, no habrá dispositivos instalados en las autovías ni vehículos camuflados de la Guardia Civil, sólo estarán en las carreteras secundarias.

Recordatorio de los límites de velocidad 

La velocidad máxima para los turismos y las motos en autopistas y autovías sigue siendo el de 120 km/h. En carreteras secundarias, es de 100 km/h o 90 km/h según la anchura del arcén y en vías urbanas, el límite de velocidad es de 50 km/h. Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades, establecidas en el Reglamento General de Circulación, los conductores que no respeten estas velocidades estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, y serán sancionados con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

 

Archivado en:

Ayúdanos a mejorar