En el sector seguros se suele hablar de una forma muy técnica. Aunque en Balumba nos gusta hablarte de forma clara, sencilla y directa, sabemos que en alguna ocasión se nos puede escapar alguna palabra técnica. Por eso, te hemos creado este pequeño diccionario ¡para que lo entiendas todo a la perfección!

A

Asegurado: La persona física o jurídica titular del interés asegurado que, en defecto del tomador, asume las obligaciones derivadas del contrato.

Asegurador: Son las entidades aseguradoras o compañías de seguros. Cubren un riesgo y asumen las consecuencias de un siniestro según las condiciones firmadas en la póliza con el tomador del seguro.

B

Beneficiario: Persona física o jurídica designada por el asegurado para recibir la indemnización en caso de siniestro. Suele ser el asegurado. Si no existe designación en el momento del siniestro, se considera como tal a los herederos legales.

Bonificación: Descuento que se obtiene en las compañías de seguros cuando se cuenta con un historial limpio de siniestros. Las compañías premian así a los buenos conductores. El número de partes con el que se pierde la bonificación varía según las aseguradoras.

Bonus/Malus: Sistema que emplean las aseguradoras para calcular la prima del seguro en función al historial de siniestralidad de los asegurados. Aquellos que han tenido más siniestros pagan más que los que han tenido pocos.

C

Carta Verde o Certificado Internacional de Seguro: es un documento que acredita la contratación del seguro de responsabilidad civil obligatoria en algunos países (pertenecientes al Convenio Europeo Interbureaux).

Capital asegurado: Suma máxima fijada en las pólizas que la compañía pagará en caso de siniestro.

Cobertura: Riesgo cubierto por la aseguradora. Las pólizas comprenden un conjunto de coberturas (lunas, robo, incendio, asistencia en viaje…).

Consorcio de Compensación de Seguros: Es un organismo estatal que cubre aquello que no cubren las aseguradoras. Por un lado, los siniestros ocurridos por hechos extraordinarios (desastres naturales, por ejemplo) y por otro, los daños producidos por conductores sin seguro de responsabilidad civil.

D

Daño corporal: Son los daños ocasionados en una persona en un siniestro.

Daño material: Son los daños en las cosas producidas en un siniestro.

Dolo: Es el intento de fraude, mala fe o engaño de una persona al describir las circunstancias de un siniestro. Si la aseguradora lo percibe, puede anular la póliza o penalizarle.

F

Franquicia: Si el asegurado sufre un siniestro y tiene contratado un seguro a todo riesgo con franquicia, deberá asumir el coste de los daños que se hayan producido en el vehículo hasta la cantidad fijada en el momento de la contratación. Si el importe es mayor a dicha cantidad, la parte restante sería asumida por la aseguradora.

I

Indemnización: Es la cantidad que la aseguradora paga en caso de siniestro. La compañía reembolsa al asegurado el valor del coche a nuevo o venal en función de lo estipulado en el contrato.

P

Parte Europeo de Accidente (declaración amistosa de accidente): Es un documento que se entrega a la aseguradora en caso de accidente. En él se dejan por escrito los datos del vehículo contrario y las circunstancias en las que ha ocurrido el siniestro. El formato de los partes es el mismo a nivel europeo, independientemente de la compañía con la que se tenga asegurado el vehículo.

Perito: Es la persona encargada de valorar los daños producidos en un siniestro y cómo se ha producido el mismo.

Peritación: Informe realizado por el perito acerca de las causas y consecuencias de un siniestro.

Póliza: Documento que contiene las condiciones del seguro y en el que se declara formalmente que el vehículo está asegurado. Debe ser aceptado tanto por el asegurador como por el tomador.

Prima: Se trata del coste del seguro, calculándose en base a los datos que se aportan acerca del conductor y el vehículo.

R

Responsabilidad Civil Obligatoria: Es la cobertura mínima exigida por la ley para circular por el territorio español. Cubre los daños personales y materiales ocasionados a un tercero (hasta unos límites definidos).

S

Siniestro: Hablamos de siniestro cuando existe un daño causado en un hecho accidental, imprevisto y súbito.

Siniestro total (o pérdida total): Se considera total cuando el importe de la reparación supera un porcentaje determinado del valor del vehículo.

Subrogación: Hablamos de subrogación cuando se transmite al asegurador el derecho de reclamar a la compañía contraria en caso de siniestro.

T

Tomador: Persona física o jurídica que, junto con el asegurador, suscribe cada póliza y al que corresponde las obligaciones derivadas del contrato, salvo en las que por su naturaleza deben ser cumplidas por el asegurado o beneficiario. 

V

Valor a nuevo: Es el valor que tendría el mismo modelo que el coche asegurado, nuevo, con las mismas características e incluyendo el IVA y el impuesto de matriculación, en el momento del siniestro. Es decir, es el precio que tendría el coche asegurado, el día del accidente, si fuéramos a comprarlo nuevo.

Valor venal: Es el valor que tendría un coche del mismo modelo, de las mismas características y antigüedad que el coche asegurado en el momento del siniestro. Es decir, es el precio que tendría el coche asegurado si lo vendiéramos el día del accidente (antes de producirse, claro).